Sobre nosotros

La Delegación Diocesana de Pastoral con Jóvenes anima, orienta y conduce la acción pastoral de la diócesis a favor de los jóvenes a través de una red de grupos, asociaciones, comunidades, movimientos, centros educativos…

Queremos ser una puerta abierta a todos ellos, ser una ayuda real y concreta para alcanzar una vida más plena y feliz a la luz del mensaje de Jesucristo.

Síguenos
 

Retiro — Sí, yo quiero, sé curado

Retiro — Sí, yo quiero, sé curado

“Ruah” nombre hebreo para el “Espíritu” o “Soplo del Espíritu” ha sido el título del retiro para adultos que tuvo lugar el pasado 27 de mayo en el Seminario Diocesano. El 10 de enero de 1990 en Audiencia General el Santo Padre San Juan Pablo II decía de la acción creadora del Espíritu divino que: “Aún dentro de la variedad de significados derivados, el término servía siempre para expresar una “fuerza vital” que actúa desde fuera o desde dentro del hombre y del mundo. Incluso cuando no designaba directamente a la persona divina, el término referido a Dios ―“espíritu (o soplo) de Dios”― imprimía y hacía crecer en el alma de Israel la idea de un Dios espiritual que interviene en la historia y en la vida del hombre, y preparaba el terreno para la futura revelación del Espíritu Santo”.

El retiro ha sido dirigido por el Padre Custodio (Director), y Danilo y Geane (misioneros) de la Comunidad Alianza de Misericordia, que nos acompañaban desde Brasil y Portugal respectivamente. Inspirado en la frase “Sí, yo quiero, sé curado”, del evangelio de Mateo 8, 3, el retiro nos invitaba a meditar sobre la importancia que tiene el perdón  en nuestra vida como cristianos. Se destacaba el papel que juega en nuestro bienestar tanto físico como emocional arrastrar con rencores y situaciones del pasado que no nos dejan avanzar, no nos permiten entregarle nuestra vida como ofrenda a Dios y ver lo bueno que hay en el otro.

Ese día también era la fiesta de la Santísima Trinidad, y hablamos de nuestra identidad con el Padre, con el hijo y con Espíritu Santo. Esa certeza que nos da sabernos hijos de un Padre que nos ama infinitamente, la capacidad de ponernos en los zapatos del hijo, y obedecer la voluntad del Padre y entregarnos sin limite al otro tal como lo hizo Jesús y la confianza de que nos acompañará hasta el fin del mundo esa fuerza que todo lo hace nuevo que es el Espíritu Santo.

En un ambiente cargado de alegría, fraternidad, música, baile y mucha emotividad, nos dimos cita 60 personas de distintas parroquias, comunidades y movimientos, acompañados por nuestro obispo D. Juan Carlos Elizalde. La parte más emotiva fue la adoración eucarística, ya que, para muchos, sobre todo para los jóvenes era la primera vez que se encontraban en un ambiente de adoración en espíritu y en verdad.

¿Por qué organizaba la Delegación de Pastoral con Jóvenes un retiro para adultos y no sólo para jóvenes?  Porque estamos seguros de que la transmisión de la fe y de los valores cristianos siempre ha estado en manos de las familias. La intención es preparar a las familias de las diócesis para que puedan ser tierra fértil donde los jóvenes puedan cultivar la fe. Estamos convencidos de que las personas mayores, sobre todo los abuelos y padres son los acompañantes por excelencia para nuestros jóvenes, y como buenos pastores darían la vida por sus ovejas.

Lamentablemente, la brecha generacional hace que la comunicación no marche todo lo bien que debería y como resultado tenemos familias cuyos miembros no se conocen, padres desesperados porque no saben cómo acercar a los jóvenes a Jesús y una Iglesia que necesita un relevo urgente.

Por esto, como Iglesia debemos ser conscientes de qué los jóvenes al momento de acercarse a la fe, miran a las personas que están DENTRO de la Iglesia, a los cristianos. Para acercar a los jóvenes a la Iglesia debemos ser capaces de transmitir una imagen de santidad, como la que menciona el Papa Francisco en su última Exhortación Apostólica “Gaudete et Exsultate” sobre el llamado a la Santidad en el Mundo Actual: “14. Para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos. Muchas veces tenemos la tentación de pensar que la santidad está reservada solo a  quienes tienen la posibilidad de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, para  dedicar mucho tiempo a la oración. No es así. Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra”.

El retiro finalizó con al eucaristía oficiada por el obispo D. Juan Carlos, y un compromiso de los asistentes de invitar a sus hijos, y a todos los jóvenes que conozcan al retiro “Talita Kum” “Joven, levántate” que será el 16, 17 y 18 de noviembre y que también será dirigido por misioneros de la Comunidad Alianza de Misericordia Portugal a quienes agradecemos una vez más por su colaboración y servicio.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X