Sobre nosotros

La Delegación Diocesana de Pastoral con Jóvenes anima, orienta y conduce la acción pastoral de la diócesis a favor de los jóvenes a través de una red de grupos, asociaciones, comunidades, movimientos, centros educativos…

Queremos ser una puerta abierta a todos ellos, ser una ayuda real y concreta para alcanzar una vida más plena y feliz a la luz del mensaje de Jesucristo.

Síguenos
 

TODO POR TI-IRANTZU MENDOZA

TODO POR TI-IRANTZU MENDOZA

«Todo por ti» fue el lema de la pascua juvenil para este año 2019. Jóvenes de Vitoria y otras partes de España se reunieron para celebrar en comunidad estos días de reflexión y alegría para los cristianos. Entre risas, lagrimas, juegos, música, voluntariado, celebración de los oficios por el obispo D. Juan Carlos Elizalde, y acompañados por la comunidad de Vitoria, los jóvenes vivieron aquellos días de forma especial. Entre los participantes estuvo Irantzu Mendoza y le hemos pedido que comparta su experiencia en la pascua juvenil diocesana. Es muy bonito conocer del encuentro con Jesús contado en primera persona porque transmite un poco las emociones y sencaciones que viven los jóvenes cuando sienten el amor de Jesús recusitado. Pero es mejor aún ser el protagonista de la historia, por eso esperamos que las palabras de Irantzu sean una invitación a participar de Hakuna, del grupo Fuego Nuevo o de cualquiera de las propuestas que existen en la diócesis. Esperamos que su testimonio te anime a dejarte abrazar por ese amor y esa paz que te da el saberte hijo de Dios y tener la certeza de que existe alguien y no algo que te ama de manera incondicional y que quiso regalarte la verdadera felicidad y libertad y por eso lo dio todo por ti en el madero de la cruz.

Agradecemos profundamente a Irantzu, por su entrega y disposición con la Pastoral con Jóvenes y su participación en la pascua. Ella es una joya en nuestra diócesis, esperamos que disfruten estos párrafos tanto como lo hemos hecho nosotros.

Yasel Fermín

Delegada de Pastoral con Jóvenes

IRANTZU MENDOZA

Soy Irantzu y tengo 22 años. Estudio medicina en Lleida y soy de Vitoria-Gasteiz. Conocí a Jesús gracias a María. Primero la conocí a ella en las navidades del 2017 y a partir de ahí, por devoción a ella, mucha formación, y ángeles que me han acompañado conocí a Jesús, Señor mío y Dios mío. Yo hice la comunión y a los dos años dejamos de ir a misa con mi madre. Nunca me confirmé ni he ido a un colegio religioso. Una amiga me invitó a las reuniones que hacían unas universitarias con una monjita joven en el Colegio del Mater Salvatoris de Lleida, y me enamoré. ¡¡Me sentí tan acogida!! Nadie juzgó mis palabras, ignorancia, ni opinó si quiera sobre lo que yo decía. Simplemente nos escuchamos las unas a las otras y nos intentamos acompañar y animar en el camino de la fe. Esto lo he ido descubriendo a medida de compenetrarme en el grupo, pero desde minuto 1 aceptación total, y otra cosa que me sorprendió un montón fue la conciencia de Dios con la que vivían estas estudiantes. Conocedoras del regalo de la fe. Vivían sabiendo del amor eterno de un padre. Por medio de una amiga de la universidad, nos unimos a un coro de jóvenes cristianos que estaba empezando a hacer Horas Santas en Lleida. Lo movía un chico recién convertido que había conocido Hakuna en Barcelona y quería que su ciudad Lleida también fuera arrasada por el Espíritu Santo. Nos juntamos una hora a la semana delante de Jesús en el santísimo delante de lo que ha pasado a ser la fuente de nuestra vida, nuestro refugio, nuestro padre y nuestro mejor amigo a la vez. En eso consiste Hakuna, en adorar a Dios hecho eucaristía y así convertirnos. Algunos de nuestros lemas; todos por todos, el mar son gotas, que poco es una vida para darla, amar hasta que duela…

Yo siempre creí en un Dios/Energía/todo o como lo quieras llamar, y cuando vi lo de estas chicas, pensé esto es lo que estaba buscando. Es verdad que mi vida fue cambiando progresivamente, e incluso hoy sigo experimentando el proceso de conversión. Lo mejor que me ha pasado en la vida… literal. El regalo de la fe.

¡Sobre la pascua juvenil! Me invitaron unos amigos que lo estaban organizando y pusieron todo de su parte para que me fuera posible asistir. Mucha alegría de haber compartido la semana santa en comunidad con jóvenes. Me ha servido mucho dedicarme a los demás, ancianos, desconocidos en la calle, abrirme a mis compañeros. Conocer a todos estos compañeros en la fe… cada uno me ha enseñado su lección. Tiendo a ser muy individualista, ir a mi rollo y cuidar de mi propia relación con Dios… Y me doy cuenta de que si no somos uno con nuestros hermanos no podemos ser uno con Cristo, y viceversa. He intentado ser ejemplo e inspiración, ofrecer lo mejor de mí para el mayor disfrute de todos, y esto lo han hecho cada uno de mis compañeros, se nota, en especial los organizadores. ¡¡Muchas gracias!! Especialmente a los jóvenes del grupo de Fuego Nuevo por reunirnos a todos en estos días, de semana santa, muy especiales para todos los cristianos. Por organizar cada velada, cada juego y ratito de oración. Por estar a nuestro servicio durante esos cuatro días durante 24h. Un grupo de chic@s que respondiendo a la llamada de Dios, a imitación de los apóstoles, crecen juntos en la fe e intentan compartirla en todos los entornos de su vida.

A los jóvenes se nos tiene que exigir todo nuestro compromiso, ser parte activa, preocuparnos por nuestra comunidad, formarnos mejor, colaborar en lo que haga falta. Tenemos que descubrirnos y sabernos imprescindibles para la obra del reino de Dios en la tierra. No vale lo de: “yo con esto estoy de acuerdo y con esto no, yo esto lo hago, pero esto no…”. Para Dios no hay tintas medias o le sigues o te has quedado atrás. La luz al descubrir los sacramentos nos tiene que cegar tanto que sepamos después reconocer la sed de Dios que llevamos dentro. ¡¡Sacramentooos!! Ahí está la clave, no hace falta ir más lejos. Formarnos en la liturgia, en la santa misa, confesión, enseñarnos a rezar. Catequesis… tal cual. Yo por lo menos creo que es lo que necesito.

Es una realidad muy coaccionada por la del mundo y no por la que nos muestra Cristo, creo que necesitamos que se nos muestre la realidad como es y que nos expliquen las cosas con calma. Creo que en general no sabemos de qué va la misa la mitad. Creo que hay pocos grupos donde se forme a los jóvenes para ser cristianos verdaderamente. ¡Lo que significa dar la vida por amor! Seguir a Jesús hasta la cruz. Estamos atontados por el mundo, arrastrados por el qué dirán, la moda, la diversión rápida, y el pavor al compromiso. ¡¡Porque no hemos conocido otra cosa!! Pero estoy segura de que si descubriéramos en un 1% del amor que Dios nos tiene no nos querríamos apartar de Él ni por 1 segundo. Formación, formación, formación,  aumento de la conciencia sobre Cristo.

Si tienes dudas de tu fe, de Dios, de la Iglesia, del cristianismo o de lo que quieras y estás leyendo este testimonio, que sepas que un cristiano también tiene dudas, para eso Dios nos regaló la libertad, para que escogiéramos nuestra propia vida. Que sepas que lo único que necesitas saber para ser feliz para siempre es esto: Dios dio la vida por ti, y nos dejó a su Madre para que si algún día te pierdes, ella te lleve de la mano a Él de vuelta.

 

 

Tags:


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X